Financiación bancaria después de un concurso de acreedores

 

Empresa: Distribuidora del sector de la alimentación

Situación al inicio de nuestra actuación: Acababa  de superar un concurso de acreedores

Financiación disponible de partida:   50.000 €

Financiación disponible actual:     2.950.000 €

 

Punto de partida

Cuando empezamos a trabajar, la empresa acababa de levantar la situación de concurso de acreedores y disponía de:

– 50.000 € de descuento en una línea de N58 avalada por los socios

– 100.000 € de línea de financiación de importaciones pignorada al 100%, esto es, el banco retenía 100.000 € en depósito.

A efectos prácticos,  la financiación neta era de 50.000 €

La empresa con una cifra de negocio en aquel momento sobre los 6.000.000 € tenía verdaderos problemas para financiar sus compras.

  • Gestión de las pignoraciones

Las primeras actuaciones consistieron en rentabilizar ese depósito de 100.000 €. Se redujo la línea a 50.000 €, siguió avalada al 100%, pero pignorando la parte liberada se consiguió una nueva línea de financiación de importaciones de 75.000 €. Eso supuso un crédito neto de 25.000 €.

La gestión de las pignoraciones se repitió sistemáticamente hasta la actualidad en que el porcentaje de pignoraciones está por debajo del 10%.

Las pignoraciones se utilizaron para sustituir el uso de avales personales, que se eliminaron como garantía de la financiación.

  • Creación de un archivo digital

Enseguida detectamos que obtener la documentación relevante para negociar era una carga de trabajo excesiva, así que implantamos un archivo digital para poder disponer de todos los documentos en un clic. Se creó un archivo permanente para escrituras, documentos de identidad, historia de la empresa, presentación corporativa y un archivo anual para impuestos, balances, pool bancario, presupuestos, lanzamientos, notas de prensa, planes de sector, etc…

El archivo digital se insertó en los procedimientos de trabajo de la empresa, para evitar cargas adicionales. Así la presentación de un impuesto acaba con su archivo digital debidamente codificado para su rápida localización.

  • Negociación simultánea y ampliación del pool bancario

La disposición de una primera financiación neta no avalada y un buen archivo digital nos permitió iniciar un proceso de negociación con varias entidades bancarias a las que se presentó el proyecto, se puso en valor la experiencia de superar un concurso de acreedores y se facilitó todo tipo de información sobre la viabilidad del proyecto, así como se transmitió la capacidad de gestión del equipo directivo.

La ampliación del pool nos obligo a gestionar detalladamente las relaciones con las diversas entidades, líneas disponibles, precios netos reales de la financiación, fechas de renovación, y como indicador clave del proceso el porcentaje de pignoración.

En una segunda etapa la apertura del pool y la gestión de condiciones nos ayudó a negociar precios a pesar del incremento general y también nos permitió afrontar la fusión de entidades que se fue produciendo, sin que mermara nuestra capacidad negociadora.

  • Presupuesto de Tesorería

La empresa no disponía de un control de tesorería efectivo con registro de cobros comprometidos y estimados, así como pagos conocidos y estimados. Cada semana realizaban un relación de pagos pendientes que intentaban atender. Se implantó la posición de tesorería diaria para poder reflejar con su vencimiento real cobros, pagos y saldo bancario resultante a tres meses vista. De esta forma se empezó a controlar con mayor anticipación las necesidades de tesorería.

  • Cierre contable mensual

Rápidamente se apreció la necesidad de realizar un cierre contable mensual completo. Era imprescindible disponer de una información contable al día que permitiera tanto disponer de datos de rentabilidad del negocio, como de una base fiable para mantener la previsión de tesorería. En una segunda fase, los datos actualizados y detallados permitieron instalar previsiones de cierre de ejercicio y seguir en el proceso de implantar una gestión económica inteligente.

  • Financiación de Inversiones

La implantación del presupuesto de inversiones dentro del proceso presupuestario, nos permitió negociar de forma aún más estratégica y conocer con tiempo cuales iban a ser las necesidades de inversión. El proceso se convirtió en: describimos las necesidades de inversión, conseguimos la financiación, realizamos la compra. Eso permitió conseguir financiación en las mejores condiciones, ya que no apremiaba ningún compromiso. También permite obtener préstamos preferentes a principio del ejercicio cuando las líneas están totalmente disponibles. Tiene un efecto positivo en la negociación con los proveedores, ya que al disponer previamente de la financiación es más fácil obtener mejores precios.

Llegar a conseguir un pool bancario suficiente después de un concurso es un trabajo de tiempo, paciencia y perseverancia, que no es sólo financiero, sino que involucra una estrategia global  dirigida a cambiar la imagen de empresa que ha fracasado a empresa que ha triunfado al superar unas condiciones tan adversas.

Conseguir_financiación

 

 

 

4 Responses to Financiación bancaria después de un concurso de acreedores

  1. Pingback: Financiación bancaria después de un concurso de acreedores | TravelSquare

  2. Pingback: 7 Claves para una gestión económica inteligente » EFM

  3. Pingback: CFO, mi Director Financiero Externo » EFM

  4. Pingback: Clave 5: Tener siempre la financiación necesaria » EFM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go to top