Financiación estratégica 2015

Financiación estratégica

Estamos en un momento óptimo para conseguir financiación abundante y barata. Las entidades financieras han entrado en una competencia dura para asegurar y aumentar su cuota de mercado, gracias a unos bajos tipos de interés y unos buenos indicadores macroeconómicos, y especialmente en Cataluña gracias a la guerra de precios iniciada por el Banco Santander.

Para acceder a esa financiación es imprescindible poder convencer a las entidades de la capacidad de la empresa de devolver los fondos, por supuesto. Para ello, hay que prepararse y estar en condiciones de seducir al analista, por lo que es imprescindible contar con una buena previsión de tesorería

La recomendación de la dirección financiera ante esta perspectiva, y en un entorno de crecimiento donde el incremento del negocio es previsible, es aumentar el pool moderadamente por encima de las necesidades actuales. Pero sólo moderadamente, si el pool es excesivo, no se utilizará y los bancos insistirán en su uso, creando una situación que no nos posiciona en una buena posición para negociar en el futuro, algo clave para asegurar una gestión estratégica de los recursos.

Financiación a largo plazo

Seguimos en un buen momento para acceder a la amplia opción de préstamos con subvención pública, ya sea ICO, ICF, BEI, ENISA u otros.

Algunas entidades financieras presentan préstamos propios con mejores condiciones que algunos con ayuda pública, con tipos de interés por debajo del 3%. Se está ofreciendo de forma agresiva la conversión del pool a préstamo a bajo tipo de interés. En principio parece una opción interesante en un pool que puede tener diferentes productos entre el 4% y el 6%, financiación de importaciones, descuento N58 y póliza por ejemplo. El préstamo tiene un tipo muy ventajoso, es cierto, pero hay que hacer unos números y ver qué parte del pool se está usando de forma permanente, ya que el préstamo supone asumir intereses sobre la totalidad del principal, mientras que de las líneas se utiliza una parte en muchas ocasiones. Si la utilización de las líneas es muy alta, entonces sí es recomendable sanear el pasivo y establecer un préstamo a largo plazo que permita utilizar productos de circulante de forma más ajustada al circuito de caja de la compañía.

Circulante

Este año sería una buena idea ir adaptándose a SEPA progresivamente. Asegurar que se van reuniendo los mandatos para los adeudos, punto nada fácil en la realidad de un PYME, pero indispensable para asegurar la no admisión de devolución de los cobros por parte de la entidad bancaria.

Este año la clave está en estar atentos a la adaptación del descuento comercial (Norma 58) a la normativa SEPA, ya que hasta el momento sólo existe en formato SEPA lo que coloquialmente conocemos como remesas al cobro. Queda el reto de incorporar remesas SEPA al descuento de forma que estemos preparados para cuando desaparezca la actual N58 en agosto de 2016. Algunas entidades financieras, como Bankinter,  están trabajando intensivamente en productos sustitutivos y aquellas empresas que tienen un pool importante de descuento comercial no pueden dejar pasar las negociaciones de renovación sin tener en cuenta la fecha de agosto 2016.

Para ampliar las opciones de financiación de circulante cuando se cuenta con un pool muy acostumbrado a recurrir al descuento N58 puede ser una buena idea pensar en la financiación de proveedores. Para las importaciones contamos con la financiación de importaciones de muy cómodo manejo, siempre que se lleve una planificación adecuada de vencimientos, quizá sea el momento de explorar el confirming para aquellas empresas no usuarias. BBVA ha puesto en el mercado un confirming “pronto pago” pensado para funcionar como una financiación de importaciones, donde el proveedor nacional cobra al contado, se negocia un descuento pronto pago y el banco financia 60 o 90 días.

La clave para gestionar adecuadamente las negociaciones y en general el pool bancario durante este año 2015 es disponer de un presupuesto de tesorería que nos permita conocer el volumen de compromisos y la capacidad de pago generada, de forma que podamos utilizar los diferentes productos bancarios de la forma más eficiente y rentable para nuestra empresa.

Argelia García

Socia EFM

Dirección Financiera Externa para una gestión económica inteligente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go to top