Siete propuestas para mejorar la tesorería de tu empresa

Atraer dinero - tesorería

 

 

A menudo, son los problemas de tesorería los que acaban ahogando buenos proyectos o hipotecando el futuro de muchos negocios.

Como es imprescindible tener una tesorería saneada para poder tomar decisiones correctas, os damos 7 consejos de fácil aplicación para mejorar su nivel.

  1. Controla el riesgo de crédito de tus clientes: la primera medida para mejorar la tesorería es cobrar puntualmente de tus clientes. Una buena gestión del riesgo comercial reduce la posibilidad de impago. Diseña tu propia estrategia de venta a crédito para tu cartera de clientes.

Medidas que puedes tomar:

  • Controla el importe máximo de riesgo por cliente.
  • Limita el plazo de cobro para cada cliente.
  • Negocia las condiciones con los clientes al principio de la negociación
  • Asegura el cobro con compañías de Seguro de Crédito

 

  1. Negocia adecuadamente los vencimientos de pagos a tus proveedores: fija un único día de pago a proveedores, siempre respetando el período máximo legal fijado en 60 días naturales.

 

  1. Realiza previsiones de cobros y pagos: una buena previsión de tesorería, partiendo de los saldos en cuentas bancarias más los cobros del periodo menos los pagos del mismo periodo es la clave que te ayudará a conocer tus necesidades y reaccionar con suficiente antelación.

 

  1. Reduce tu inventario: muchas empresas tienen un nivel de inventario excesivamente elevado, lo que implica tener la tesorería puesta en las estanterías.

Debemos ajustar el nivel de inventario a nuestro nivel de rotación. No debemos comprar más de lo necesario  aunque  los proveedores nos ofrezcan grandes descuentos.

Por otro   lado, debemos analizar los productos obsoletos para venderlos, aunque sea a precio de coste y así recuperar liquidez.

 

  1. Reduce al máximo el plazo de facturación: debemos emitir la factura inmediatamente después de efectuada la entrega o prestación del servicio para que empiece a correr el plazo de cobro lo antes posible.

 

  1. Ten siempre la información financiera al día: Una contabilidad completa, actualizada y fiable, así como un sistema de control de tesorería y de gestión nos permitirá tener la información adecuada para la toma de decisiones.

 

  1. Conoce las líneas de financiación alternativa: disponer de líneas como el anticipo de facturas, o el crowdlending pueden darte mucha flexibilidad y respuesta rápida a tus necesidades. Estos servicios no computan como deuda bancaria por lo que no aparecen en la CIRBE de la empresa. Este hecho es muy beneficioso de cara al rating o análisis de perfil de riesgo de la empresa

 

Con la aplicación de estas simples medidas veréis como incrementa el nivel de tesorería disponible en la empresa, dispondréis de mejor información de gestión y disminuirá el nivel de dependencia de la financiación externa.

 

Miquel Carrió socio de  EFM

 

Dirección Financiera Externa para una gestión económica inteligente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go to top