La reunión mensual de cierre

 

Reunión de cierre mensual

Hay pequeños cambios que suponen una revolución en la gestión de las empresas. Ese es el caso de la reunión mensual de cierre. En las pequeñas empresas es muy común que los socios comenten diariamente sus impresiones, que compartan sus problemas según surjan y que hagan pocas o ninguna reunión formal para evaluar resultados, analizar la gestión y tomar medidas concretas de corrección.

La presión diaria, la confianza, la relación personal, el cansancio, la ausencia de organigrama real lleva a una comunicación informal que frecuentemente supone una falta de comunicación efectiva sobre la marcha del negocio.

A veces se añade cierto nivel de imprecisión sobre las cifras clave y una comprensión, quizá malentendida, que evita pedir explicaciones sobre cuestiones que preocupan a los socios.

Esta situación se invierte rápidamente cuando se implanta la reunión mensual de cierre.

¿Cuál sería el objetivo de la reunión mensual de cierre?

Saber cómo vamos

  1. Para empezar, nos planteamos analizar el cierre contable de las operaciones del mes. El análisis supone disponer de varios documentos sobre la gestión que pueden incluir distintas opciones. La cuenta de pérdidas y ganancias es el documento clave e ineludible, obtenerla es un tema de procedimiento que no tiene por qué suponer una gran carga de trabajo,  es un seguro de buena gestión de nuestra back office y la mejor base para un gestión económica inteligente.
  2. Mejor si la tenemos comparada con presupuesto y podemos disponer de las desviaciones. Empezamos a analizar si lo que ha pasado coincide con nuestros objetivos. El análisis de las desviaciones nos llevará a formular distintas preguntas sobre la evolución de las ventas, del margen, los gastos, que determinarán la obtención de información detallada.
  3. Para completar el seguimiento es esencial dedicar unos minutos a los recursos disponibles, las necesidades de tesorería. En ocasiones ese análisis determinará la necesidad de negociar financiación, o acelerar cobros de clientes. Puede dar lugar a una revisión de las formas de cobro que incluyan modificaciones en el proceso de venta de forma que el cobro sea un elemento esencial a tener en cuenta.
  4. Cuando ya estamos habituados a un cierre mensual y nos sentimos cómodos podemos añadir elementos como el forecast, o el seguimiento de la estrategia de la compañía, incorporando un Cuadro de Mando Integral. Cada organización va configurando sus propias necesidades en función de las características de su actividad y la personalidad de los miembros del equipo directivo.
  5. Compartir información no clasificable, esa que no es urgente, ni prioritaria, para la que conviene tener un lugar y un tiempo de comentarla con calma, porque aunque no lo parezca acaba afectando, y mucho, a la gestión de la empresa.

La segunda parte es la que va aportar valor a la operativa de la empresa.

Qué vamos a hacer para mejorar

De los diferentes puntos analizados surgen acciones a realizar que tienden a corregir la gestión realizada para acercarnos más a nuestros objetivos.

Las acciones pueden ser muy distintas y engloban tanto acciones de marketing y ventas, como de operaciones, revisión de procesos, búsqueda de recursos humanos y talento, cambios técnicos o cualquier otra propuesta posible.

Concretar las acciones, analizar su viabilidad, asignar responsables para cada paso permite ponerse en marcha y asegura la ejecución. Porque en la próxima reunión, sino antes, habrá que dar cuenta de los resultados obtenidos.

Resultados

Los resultados que se obtienen al cabo de pocos meses de realizar reuniones de cierre mensual suelen ser espectaculares. De forma natural, los miembros del equipo de Dirección empiezan a tener una información objetiva sobre la marcha de la empresa, conocen las cifras y comparten metas. Eso aumenta su comprensión del negocio y la visión global, imprescindible para asegurar una gestión estratégica que trascienda el día a día.

Se rompe con la costumbre de informar parcialmente de las actividades y se crea un conocimiento común. Se ordenan y priorizan las acciones de mejora que se insertan en la gestión diaria y la organización empieza a buscar la mejora continua.

Disminuyen los conflictos y aumenta la motivación, ya que existe un espacio para realizar propuestas y analizar las cosas que no funcionan del todo bien, sin que eso suponga una crítica personal, ni pase “en el fragor de la batalla”, sino en un momento creado para compartir de forma serena.

El equipo se focaliza y rápidamente se pasa del “parece que” a la gestión efectiva.

Ponerse en marcha

Solo hace falta decidirlo y hacer la primera. Decidir qué información mínima vamos a compartir y hacer un calendario. Quizá el segundo miércoles de mes o el tercer viernes, cualquier momento es apropiado si está prefijado y se respeta. Por eso es conveniente reservar un tiempo cada mes con antelación y celebrarla siempre intentando mejorarla cada vez. La puesta en marcha de hábitos nunca es excelente de inicio, hace falta empezar e ir perfeccionando progresivamente.

Pienso en un buen número de pequeñas y medianas empresas con las que hemos compartido ese camino y cómo han mejorado su resultado económico, su tesorería y sobre todo cómo ha disminuido el estrés del equipo, porque los problemas cuando se analizan juntos toman una dimensión más accesible y se convierten solo en  fases en el camino hacia la mejor gestión.

Lo importante es empezar.

Argelia García

Socia EFM

Dirección Financiera Externa para una gestión económica inteligente

Clave 1: el cierre contable mensual

Foto Clave 1

El requisito básico para tener una gestión económica que nos sirva para tomar decisiones es llevar la contabilidad al día. Pero solo con tenerla no conseguimos extraer información. Es imprescindible obtener un cierre contable que nos permita conocer el resultado de nuestra actividad.

Por eso entendemos que la primera clave para tener una gestión económica inteligente es disponer de un cierre contable mensual.

1. ¿Por qué necesitamos un cierre contable mensual?

El cierre contable nos introduce en una metodología que permite conocer mejor la evolución de nuestro negocio. Si te fijas en el ejemplo gráfico, verás fácilmente el resultado y su composición. Al hacerlo cada mes será difícil que una evolución negativa nos coja de sorpresa.

2. ¿Qué es exactamente un cierre contable mensual?

En el proceso de cierre mensual se recogen la totalidad de las operaciones del mes. Las ventas con sus gastos correspondientes, las nóminas, la amortización, la variación de stock. Se realiza un proceso contable que permite tener una idea muy fiable del resultado del periodo. Tanto si tienes un contable en tu empresa o un servicio de contabilidad externalizada, el cierre mensual te asegura que las cosas están al día. El documento básico para analizar el cierre es la cuenta de resultados o de pérdidas y ganancias, como la que puedes ver en el ejemplo.

3. ¿Y qué hago cuando lo tengo?

Lo miras y preguntas. Si no tienes formación económica al principio te costará un poco familiarizarte con los conceptos técnicos, pero si lo revisas cada mes y planteas cuestiones pronto tendrás el conocimiento suficiente para entender las números. Un truco, los profesionales miramos la cuenta de resultados empezando por el final, primero miramos el resultado, si hay beneficio o pérdida. Cuando lo sabemos, subimos y analizamos el comportamiento de las ventas, para ya seguir con los gastos y las desviaciones.

Es muy útil disponer de una cifra para comparar, como puede ser el presupuesto. Si te fijas en el ejemplo, el resultado parece bueno, pero cuando lo comparas con presupuesto observas que es inferior al esperado. ¿Qué ha pasado? Las ventas también son más pequeñas y en cambio los gastos de servicios exteriores  más altos de lo esperado. Ya puedes empezar a analizar el detalle de la cifra de ingresos  y las facturas de terceros para evitar que el resultado siga bajando.  El objetivo es siempre poder tomar decisiones a tiempo gracias a una buena información.

4. Mi empresa es muy pequeña ¿vale la pena?

El cierre mensual es un hábito en todas las medianas y grandes empresas y quizá por eso las pequeñas piensen que no es para ellas. Pero en mi opinión es tan o más necesario. Una pequeña empresa es mucho más frágil, la distancia entre el éxito y el fracaso depende de unas pocas decisiones, contratar una persona más o menos, comprar tal o cual cantidad, es vital controlar muy bien los números para evitar embarcarse en gastos que produzcan pérdidas y acaben afectando a la tesorería. Esto es especialmente importante cuando se experimenta un ciclo de crecimiento, como abrir un nuevo punto de venta o una nueva actividad. Es clave seguir de cerca la evolución

5. ¿Cómo obtengo un cierre contable cada mes?

Lo mejor es instalar un buen check list de cierre para asegurar que toda la documentación llega puntualmente a quien se encargue de la contabilidad y establecer un calendario claro de fechas que marque el ritmo de trabajo. Implantar el hábito de analizarlo y darle la importancia que el corresponde como indicador del negocio hará el resto.

Argelia García

Socia

 

 

 

El Check list de cierre

Check list de cierre dirección financiera externa

 

Para pasar de una administración no organizada a una capaz de entregar un cierre mensual completo de forma fiable y a tiempo siempre utilizamos un instrumento simple pero muy efectivo: el check list de cierre.

 1.    ¿Qué es el check list de cierre?

Cómo su nombre indica, es una lista de todas las tareas que componen el cierre mensual indicando la fecha en que esperamos tenerla acabada y el nombre de la persona que va a realizarla.

Poner fecha y nombre a las tareas tiene un efecto mágico para que las cosas pasen. Podemos añadir un campo de comentarios si queremos recoger incidencias o propuestas de mejora para próximos cierres.

 2.    ¿Cómo se pone en marcha?

Es importante que las personas que participan se sienten con el responsable de la administración (contable, gerente, director financiero externo) y consensuen el calendario. Es clave que este trabajo sea participativo, ya que la imposición de fechas irrealizables no suele conducir a buenos resultados.

Es un documento dinámico, una vez planteado permanece abierto a nuevas tareas, cambios y mejoras que se incluirán cada mes en la revisión previa a cada cierre mensual.

3.    ¿Qué tareas incluye?

Las principales serían: cierre y contabilización de la facturación propia, recepción y contabilización de facturas de compras y servicios, realizar asientos de nóminas, seguridad social, impuestos, amortizaciones, previsiones de gastos y en general asegurarse de asentar todos los hechos con impacto económico del periodo.

Es muy importante también incluir un tiempo para revisar el resultado obtenido. En contabilidad es básico, una vez acabada la fase de registro, realizar comprobaciones de cuadre y razonabilidad, como asegurarse que los saldos bancarios coinciden con los extractos, y que las cifras siguen la tendencia del negocio. Cualquier importe chocante debe ser revisado antes de entregar a dirección para asegurar la fiabilidad de la información.

4.    ¿Es fácil implantar el check list de cierre?

Al principio todo son resistencias, el equipo contable asegura que es imposible cerrar en 3, 7 o 10 días. No importa qué día digamos, ya que la imposibilidad es absoluta. Lo mejor es convenir un día que no sea muy estresante. Aunque creemos que la primera semana de mes es suficiente, puede consensuarse la tercera para empezar.

Es clave preparar la lista de tareas detalladas con el equipo y recoger todos los comentarios. Seguro que hay problemas no resueltos y que parecen insolubles.

Algunos pueden ser del tipo de que la facturación la cierran en comercial muy tarde y no hay forma de avanzar, los gastos de viaje nos llegan mal, las empresas de transporte no envían las facturas a tiempo, etc…. Es una excelente ocasión para poner orden en el flujo de documentación y tomar medidas para solucionar aspectos de funcionamiento que generan atascos. Hay que hablar con los diferentes responsables y encontrar soluciones. Dar soporte a administración para facilitar la circulación de información económica tiene beneficios inmediatos en la gestión global de la empresa.

Al cabo de poco tiempo el equipo que trabaja alrededor del check list suele convertirlo en su documento más importante, ven las ventajas de ordenar las tareas, de poder explicar y poner en valor su trabajo. A continuación aprecian como tener la contabilidad al día mejora la gestión de tesorería y en general todo el suministro de información a dirección, compañeros, bancos, impuestos. En ese momento se vuelven los mejores defensores del check list de cierre.

¿Y tú? ¿Dispones de check list de cierre? ¿Has intentado implantarlo? ¿Crees que es necesario?

 

El equipo de EFM

 

 

 

Relax, vacaciones con todo bajo control

 

Julio es un mes de reuniones de cierre de semestre, durante todo el año nuestras empresas clientes han trabajado su cierre mensual, implementado las mejoras necesarias y en julio podemos empezar a ver ya como irá el año.

Empezamos la primera semana con los más madrugadores, los que necesitan ver cuanto antes como han ido las cosas durante el último mes, reconozco que yo como usuaria de Smart Accounting, soy la primera que quiero ver mi cuenta analítica.

¿Qué documentación analizamos en la reunión de cierre?

La documentación básica que solemos analizar en las empresas cada mes es sencilla:

  1. Cuenta de Pérdidas y Ganancias
  2. Análisis de desviaciones con Presupuesto
  3. Estimación de cierre de año (Forecast)
  4. Previsión de tesorería a corto – medio plazo
  5. Análisis de antigüedad de saldos de clientes (ageing list)
  6. Cuenta de resultados analítica, por proyectos, clientes o puntos de venta
  7. Balance de situación

Puede haber diferentes variaciones según la empresa, el sector o el tipo de negocio y podemos así incluir otros indicadores de gestión que añadan información clave para la toma de decisiones en función de los objetivos de cada organización.

En cualquier caso revisamos cada mes cómo ha funcionado el negocio, cual ha sido la evolución respecto de presupuesto, analizamos las desviaciones y proponemos las  medidas correctoras necesarias que permiten cambiar la tendencia y mantener la rentabilidad.

A través del uso del Forecast visualizamos las cifras de cierre del año a través de la composición que la realidad, el presupuesto y las nuevas informaciones nos ofrecen, así empezamos a vislumbrar cómo puede ir este ejercicio y estamos a tiempo para tomar medidas correctoras si es necesario.

Dedicamos un poco de tiempo, realmente poco si todo es positivo, a la situación de la tesorería, en un mes como julio nos gusta ver que la tesorería es suficiente hasta llegar a octubre y que las posibles incidencias por el periodo veraniego están bien solucionadas. Si detectamos alguna posible tensión, tomamos las medidas de financiación necesarias para que todos podamos irnos de vacaciones tranquilos.

Siempre conviene dedicar un tiempo a analizar cómo cobramos de los clientes, ya que son la mejor financiación que existe y un buen listado de antigüedad de saldos de clientes nos ayudará a ver cómo tenemos el cobro global.

El análisis más detallado de la rentabilidad por proyectos, clientes o puntos de venta nos ayuda a adoptar medidas en muchos casos comerciales, aunque también de racionalización de costes.

Intentamos dedicar un tiempo a la reflexión sobre las masas del balance para asegurar que se mantiene un buen equilibrio financiero y siempre surge algún concepto que va bien comentar juntos.

Las reuniones de cierre mensuales son vitales para una gestión óptima del negocio y el mejor foro para renovar los objetivos estratégicos mes a mes.

Las reuniones de julio son especiales, un buen cierre de semestre, con confirmación de resultados esperados y tranquilidad en tesorería son la antesala de unas merecidas vacaciones, son sesiones alegres donde todo el mundo está feliz y vislumbra los días al aire libre, de sol, playa, montaña o viajes. Incluso cuando las perspectivas no han sido las esperadas, la tranquilidad de conocer bien la situación y disponer de seis meses para redirigir la actividad suele infundir confianza en las propias capacidades.

Pero no todo son plácidas reuniones de cierre dentro de un sistema de gestión económica inteligente, también nos llegan por primera vez empresas que ni siquiera disponen todavía de un cierre definitivo del año anterior, que han visto escasos números del año en curso y que no tienen presupuesto, previsión de tesorería, ni previsión de cierre. Suelen acumular incertidumbre y estar muy cansados por los efectos de la falta de información completa, fiable y a tiempo.

En esos casos nos toca aplicar medidas de urgencia que permitan reconducir la incertidumbre y estabilizar la situación para que puedan disfrutar cuanto antes de los datos básicos para tomar decisiones de negocio. Eso suele llevarnos entre 8 y 12 semanas, solemos actuar tan rápido como podemos porque la información fiable es imprescindible para tomar decisiones correctas, y saber que nuestras decisiones son las óptimas es imprescindible para concedernos un periodo de relax.

¿Y tú, eres de los que asistes a plácidas reuniones de cierre pensando en las vacaciones o de los que sufre la falta de información?

 

Argelia García

Socia EFM

@argeliagarciaf

Autora de Tres Preguntas para una Gestión Económica Inteligente   

Dirección Financiera Externa para una gestión económica inteligente

 

Ageing list

Cobrar bien de los clientes es la mejor financiación que existe, es también una medida de la calidad de la venta que se realiza, porque el buen fin del cobro empieza con un correcto proceso de venta.

Por eso el seguimiento de la calidad del cobro es una información relevante que es recomendable incluir entre los documentos de cierre mensual.

Para que la dirección tenga una información clara y concreta de la gestión de cobro de clientes el mejor instrumento es el listado de antigüedad de saldos de clientes, conocido por su nombre inglés, ageing list.

Es un documento que incorpora el detalle del saldo de clientes, clasificado entre:

 

  1. Saldos no vencidos, aquellos que todavía no son exigibles, pero que ya se han facturado.
  2. Saldos vencidos, lo que han llegado a su vencimiento y todavía no han sido cobrados.

Los saldos vencidos se clasifican por su antigüedad, normalmente en tramos de 30, 60, 90 y más de 180 días.

El documento tendría un aspecto como el de la imagen.

 

Podemos observar información detallada por cliente y preguntar por la composición y detalle de los saldos de clientes según su antigüedad, detectar temas pendientes de solucionar como abonos o devoluciones.

Lo más importante es que el análisis de la información del ageing nos va a llevar a adoptar medidas de recobro, ya sean correos electrónicos que no acaban de enviarse, llamadas telefónicas, acuerdos de recobro, activación del seguro de crédito, acciones legales en algunos casos, sin olvidarnos de la importancia que pueden tener las disconformidades de clientes que se acaban manifestando en falta de pago.

En cualquier caso supone que la  Dirección sigue de forma periódica la evolución de su principal activo, los clientes.

Un buen ageing pone en valor las tareas del equipo en las funciones de venta, operaciones, administración y gestión de cobro. Su buena gestión se apreciará en una visualización muy breve de un ageing sin apenas saldos de antigüedad relevante. Solo nos llevará 30 segundos mostrarlo y todo el equipo sabrá lo mucho que valoramos el cobro.

 

Argelia García

Socia EFM

Autora de Tres Preguntas para una Gestión Económica Inteligente

Dirección Financiera Externa para una gestión económica inteligente

 

3 claves en el control de gestión de la internacionalización

Control de Gestión en la Internacionalización

 

Cada vez más las pymes se internacionalizan, empiezan exportando y en algún momento resulta necesario abrir una delegación comercial, una plataforma de distribución o un punto de venta en algún país. Empieza a crearse una estructura internacional, y ya no se puede seguir gestionando como si estuviera bajo la organización habitual.

El nivel de control de un proyecto nunca debe frenarlo, ni suponer un límite, al contrario, el control de gestión sirve para ayudarnos a que el proyecto se lleve a cabo de acuerdo con la visión. Así cuando avanzamos y crecemos, el impulso abre puertas, y el control le sigue para darle soporte y métricas enfocadas a conseguir el objetivo.

En el momento en que se crea una organización fuera del país de origen el nivel de riesgo se dispara, la distancia y el tiempo complican la comunicación, los diferentes marcos legales condicionan las reglas del juego, el gap cultural aparece en las decisiones más pequeñas y afecta a todos los ámbitos de la empresa, las bases de trabajo cambian y no las dominamos.

Pero es importante crear una organización que tenga una libertad operativa que le permita ser ágil, adaptarse al entorno y conseguir los resultados, mientras la matriz dispone de información transparente sobre las actividades, está tranquila porque controla y limita los riesgos, y además sabe que está cumpliendo objetivos.

Ese equilibrio no es fácil y requiere establecer algunas medidas iniciales que aseguren que la organización va a cubrir las expectativas.

¿Qué preocupa a la empresa matriz?

  • Saber cómo van las cosas
  • Conseguir los objetivos por los que se ha implantado en el país
  • Evitar situaciones adversas

1. Saber cómo van las cosas

Para saber, hay que disponer de información relevante. Los datos básicos son el cierre mensual disponiendo de una cuenta de pérdidas y ganancias, previsión de tesorería, balance y ageing de clientes  como punto de partida. La rentabilidad, la gestión de la caja, la gestión de activos y pasivos, y especialmente el cobro de clientes configuran así los puntos clave de los que partir para conocer la gestión de la filial. A esta lista podemos añadir otras informaciones relevantes según objetivos de cada proyecto.

En este proceso hay que tener presente cómo gestionamos esta información, habrá que establecer criterios claros sobre cuestiones que pueden generar costes ocultos si no se resuelven de forma apropiada como la elección del plan contable del reporting, los criterios contables a utilizar, el idioma que se va a utilizar, el contenido esperado en cada concepto, el formato de la información, o el calendario.

2. Conseguir los objetivos por los que se ha implantado en el país

Si la comunicación ya es una asignatura pendiente en la mayor parte de las empresas, grandes o pequeñas, imaginemos que pasa cuando miles de kilómetros y diferentes husos horarios se interponen entre emisor y receptor. Los malentendidos están a la orden del día y los objetivos acaban por no cumplirse simplemente porque no se han entendido.

Una herramienta clave es el uso de la gestión presupuestaria, siempre a través de un proceso participativo y negociado. Así, partiendo de un marco presupuestario que la matriz establece como objetivo, la filial (muchas veces una única persona al principio) expresa numéricamente cómo va a conseguir ese objetivo, qué recursos va a necesitar y lo plasma en un presupuesto de ingresos y gastos que posteriormente discute con la matriz hasta establecer un acuerdo que pasa a ser el presupuesto del año. Se mensualiza y se sigue su evolución junto con el cierre mensual.

En ese proceso se ha comunicado y visualizado conjuntamente el objetivo, se establecen las bases operativas para su ejecución y quedan fijadas las métricas de monitorización.

3. Evitar situaciones adversas

El peor escenario es que las cosas no funcionen y la filial se convierta en un agujero generador de incidencias que ponga en peligro a la propia matriz, eso es especialmente peligroso en el caso de las pymes, que son frágiles de por sí. Son situaciones más o menos graves, desde generación de gastos de viaje y representación excesivos, impagados, adquisición de compromisos por parte la filial superiores a los viables, bajo rendimiento hasta comisión de conductas ilegales, poco éticas y fraude.

Todos estos comportamientos pueden prevenirse y limitarse su impacto con el uso de instrumentos de reporting y control, así como con el  establecimiento de procedimientos de gestión que limiten los riesgos.

La situación ideal para asegurar un equilibrio y conseguir los objetivos

  • Disponer de un único ERP que permita a la filial introducir información y gestionarla, a la vez que asegure el acceso permanente a la matriz a los datos y la operativa eficiente de pagos y cobros si se considera oportuno.
  • Contar con una gestión presupuestaria dentro de la estrategia común, participativa, conocida y consensuada que asegure un seguimiento mensual.
  • Establecer un idioma común y asegurarse de que los equipos, todas las personas, no sólo los comerciales, son capaces de relacionarse de forma fluida y solucionar incidencias en el marco de unos procesos transparentes y conocidos.
  • Disponer de personal capacitado en la central para diseñar, analizar e interpretar el flujo de información sobre las filiales, de forma que exista una atención permanente y cualificada a la evolución de la actividad.

Si al dar un primer paso en la internacionalización nos aseguramos de establecer las bases de una relación segura, será la mejor manera de dar muchos otros pasos.

Aquí encontraras la presentación que sobre este tema hicimos en Esadecreapolis recientemente. En breve dispondremos de una versión completa de la sesión en vídeo sobre la que informaremos puntualmente.

Argelia García

 

Socia EFM

Dirección Financiera Externa para una gestión económica inteligente

 

Implantar Forecast para asegurar los beneficios

A principios de 2014, nos contactó uno de nuestros clientes para comentarnos que necesitaría reforzar la sistemática de control del resultado. La empresa disponía de cierre mensual comparado con presupuesto y análisis de desviaciones, pero le era complicado  llegar al objetivo de presupuesto anual.

Le proponemos incluir en el cierre mensual la previsión de resultado anual de forma permanente, lo que conocemos como Forecast.

La técnica del Forecast lo que hace es una estimación del resultado del ejercicio en función de la realidad contable hasta la fecha del último cierre, el presupuesto para los meses que quedan hasta final de ejercicio, más los ajustes procedentes de nuevas informaciones no existentes en el momento de la aprobación del presupuesto.

Muchas organizaciones realizan cálculos sobre cómo puede acabar el año, pero pocas incorporan el Forecast en su cierre mensual de forma práctica, como una columna más de la información de cierre, junto al resultado del mes, el acumulado, el presupuesto y las desviaciones.

Aunque es posible en algunos sistemas introducir el cálculo del Forecast en el ERP de la empresa, la consideración de los ajustes mensuales que se puedan hacer nos lleva en la práctica a utilizar las facilidades de Excel, a partir por supuesto de las descargas de los ficheros de presupuesto y contabilidad real que se incorporan automáticamente al informe, dónde solo se añaden los ajustes que puedan aparecer y que normalmente no presentan una complejidad técnica de carga.

De esta forma la elaboración mensual del Forecast queda prácticamente automatizada y permite en cada cierre analizar las tendencias que conducen al resultado de final de ejercicio.

La previsión puede ser muy diferente del resultado acumulado real. Al cierre de agosto la empresa presentaba amplios beneficios, pero el Forecast anunciaba que de continuar la tendencia actual, el resultado final sería de pérdida, muy lejos del presupuesto. En ese momento el Forecast ya llevaba implantado unos meses y la Dirección Financiera interna de la compañía dominaba completamente el instrumento, por lo que pudo alertar a la Dirección del riesgo existente y comunicarlo de forma gráfica y contundente al Comité de Dirección.

El gráfico muestra la evolución del resultado a cierre de ejercicio según la estimación realizada en los diferentes meses. La linea roja señala el resultado objetivo. En agosto la previsión de cierre era de pérdida importante.

Evolución Forecast

La información al Comité incluía un análisis de las partidas que componían la diferencia entre resultado esperado y previsible, detalle que permite la metodología utilizada de forma inmediata. De esta forma, se propusieron y aprobaron una serie de acciones en las áreas de ventas, evolución de stock de materias primas y producto acabado que una vez ejecutadas permitieron revertir la tendencia que marcaba el Forecast de agosto y finalmente cerrar el ejercicio muy cerca del objetivo de presupuesto.

El beneficio marginal, realmente importante a nivel de organización de la empresa, es que el Comité de Dirección entendió de forma muy práctica para qué servían todos aquellos números que se analizaban cada mes y especialmente su trabajo de preparación del presupuesto, lo que ha generado una fluidez mayor en las tareas de elaboración.

Queremos agradecer a Witte & Solá su autorización para la publicación de este caso  y especialmente la colaboración de su Director General, Javier Solá, siempre dispuesto a escuchar nuevas recomendaciones, y como pieza fundamental la implicación y aportaciones del Responsable de Finanzas, Albert Maymó, que ha sabido hacer suyo el instrumento y comunicar su valor como pieza clave para el crecimiento del negocio.

 

Argelia García

Socia EFM

Dirección Financiera Externa para una gestión económica inteligente

 

FORECAST: SIEMPRE UN PASO POR DELANTE

Forecast

El Forecast o previsión de cierre es uno de los instrumentos más útiles para mantenernos despiertos.

Una vez acostumbrados a trabajar con cierre mensual y presupuesto, analizando las desviaciones, la siguiente pregunta que se nos plantea es ¿y si seguimos como hasta ahora cómo vamos a cerrar el año?

La preocupación por el cierre del año es inevitable, ya que el final del ejercicio es como el fin del partido, el momento en que se recuentan los goles y ya no se puede cambiar nada.

Toda la información financiera de las empresas gira en torno a su ejercicio económico y es extremadamente importante para informar a accionistas, terceros en general, y sobretodo para obtener financiación, por eso estimar como van a ir las cosas al cierre, mientras el periodo está abierto nos va a permitir corregir aquellos aspectos que no resulten del todo satisfactorios.

Aunque trabajar con un Forecast a la vista es útil, prácticamente desde marzo (para las empresas que cierran en diciembre), septiembre y octubre son los meses dónde el Forecast toma protagonismo en las empresas, la dirección financiera, ya sea interna o externa, suele presentar las previsiones de cierre como el mejor instrumento de control de gestión.

La elaboración no es complicada si la organización cuenta con un cierre contable mensual y un presupuesto anual debidamente mensualizado. La base del Forecast es partir de la realidad de los meses cerrados y añadir el presupuesto de los meses que quedan.

 

La mejor previsiónTenemos así un primer Forecast al que llamamos matemático. A partir de esos números habrá que añadir información sobre nuevos hechos que hemos conocido durante el año, configurando de esta forma  los ajustes a la previsión matemática para obtener el Forecast definitivo.

Es muy frecuente que el Forecast preparado en septiembre – octubre nos sorprenda negativamente, puede que no guste a nadie, pero es una excelente manera para que toda la organización se ponga en marcha y trabaje para conseguir los objetivos del año.

Si en los primeros meses del ejercicio el presupuesto es el protagonista de los análisis mensuales, en el segundo semestre la previsión del cierre, el Forecast, marca los objetivos numéricos de la empresa. El Forecast es también la respuesta a años en que el mundo se mueve continuamente bajo nuestros pies y las estimaciones de presupuesto quedan rápidamente obsoletas.

Para aquellas compañías familiarizadas con presupuestos y forecast, una herramienta de control de gestión muy  útil radica en la implementación del Rolling Forecast, un sistema de estimación permanente a 12 meses que más allá del cierre del ejercicio, nos ayuda mantener el control sobre la actividad con suficiente perspectiva temporal.

¿Ya sabes cómo se presenta este cierre de ejercicio para tu empresa?

Argelia Garcia

Socia External Financial Management

Dirección Financiera Externa para una gestión económica inteligente

NUESTRA CRÓNICA DEL BIZBARCELONA

EFM en BIZBarcelona

Después de los dos días de salón acabamos agotados y afónicos, pero muy contentos de la experiencia y dispuestos a repetirla el próximo año.

Resumir lo que hemos vivido en estas dos intensas jornadas no es fácil, pero vamos a intentarlo.

Pero ¿vosotros exactamente qué hacéis?

Esa fue la pregunta estrella de la gente cuando se acercaba a hablar con nosotros. Un gran roll up indicaba que EFM se dedica a la Dirección Financiera Externa, pero la pregunta era, ¿y eso exactamente qué es?

¿Y buscáis financiación? Al responder afirmativamente,  entonces ya se sentaban y empezaba la conversación, la explicación del proyecto, la demostración del producto (hemos visto cosas increíbles!)

Pero quizá más sorprendente era la reacción de la gente que se interesaba por el concepto Smart Accounting, la posibilidad de disponer de una contabilidad con cierre mensual, comparada con presupuesto, analítica, con soporte para calcular precios de venta, negociar con los bancos o disponer de un presupuesto de tesorería, tardaban nada en decir, ¡eso es lo que yo necesito!. El concepto de externalización o de outsourcing contable sorprende.

Así que nuestra conclusión es que tenemos que trabajar mucho la comunicación, porque lo que hacemos, aunque sea clásico estaba reservado a las grandes organizaciones y las pequeñas no están familiarizadas con los conceptos, aunque reconocen la necesidad enseguida.

Nos queda mucho trabajo de comunicación por hacer.

La financiación vuelve…… y nos preocupa cómo lo está haciendo

Los días del BizBarcelona coincidieron con la comunicación de la bajada de tipos de interés del Banco Central Europeo hasta el 0,15% a la vez que se penalizaba a los bancos por los depósitos no utilizados, con la intención de presionarlos a facilitar crédito a empresas y particulares.

Nosotros, que negociamos a diario con las entidades bancarias ya notamos desde principio de año una mayor facilidad para obtener crédito, a la vez que una apertura para negociar condiciones y precios. Eso sí, reservado a empresas valoradas positivamente, con beneficios, solvencia y planes de futuro viables.

Pero la competencia entre entidades está creciendo de forma importante y nos preocupa que las empresas no hayan aprendido del pasado, ante la facilidad del crédito se puede caer en un exceso de endeudamiento con mucha alegría.

Echamos de menos un análisis mucho más riguroso de la solvencia y viabilidad de los proyectos que permita otorgar financiación a más empresas por lo que son capaces de hacer y no sólo porque algún algoritmo de una compañía de rating hace que se le asignen créditos pre- concedidos.

Habrá a quién todavía no le haya llegado esta ola, pero cuidado con los créditos fáciles, no tenemos que comprar todo lo que nos venden los bancos, hay que seguir negociando de forma estratégica para tener lo que necesitamos al mejor precio posible.

Hay gente muy interesante por ahí

Lo mejor de las ferias es la cantidad de gente con la que llegas a contactar. Tuvimos la suerte de coincidir con un gran número de amigos, compañeros, colaboradores, clientes y público, todos entusiastas protagonistas del crecimiento empresarial. Al final todos queremos que las empresas crezcan, porque así crecerá también la nuestra y/o nuestro trabajo.

Podríamos hacer una lista exhaustiva de todo lo que nos encantó ver, pero vamos a destacar una, la gente de Se ese uno, marketing para pymes que sedujo y conquistó el salón. Habrá que seguirlos de cerca. Hicieron todo lo que recomiendan hacer y acabaron colocando su publicidad en nuestro stand. Vamos a encontrar tiempo para asistir a uno de sus cursos.

Lo que más nos gusta, acompañar proyectos: mentoring

El dia 5 se celebró, con la participación de Miquel Carrió, la mesa redonda del programa Youth Business Spain, desarrollado por CP’AC en Cataluña.

Durante la mesa redonda, diversos mentores compartieron sus experiencias en el programa, contando también con la participación de las personas que lideran los proyectos mentorizados.

Todos destacaron la gratificación que supone para los mentores acompañar los proyectos, compitiendo con los emprendedores en la satisfacción del proyecto.

Miquel Carrió ha acompañado en este programa a Mireia Giné y su proyecto en torno a la enseñanza de idiomas, You Will Speak, esa energía proactiva de la afirmación que da nombre a la empresa impregna todo lo que Mireia hace, así que estamos seguros que seguirá creciendo.

 

Se nos han quedado muchas cosas en el tintero, así que si quieres saber algo concreto, ya sabes, deja tus comentarios.

Nos vemos en el próximo Biz!

 

El equipo de comunicación de EFM

Dirección Financiera Externa para una gestión económica inteligente

SMART ACCOUNTING

Smart Accounting - Contabilidad externalizada

 

Hemos llamado Smart Accounting a la línea para pequeñas empresas dirigidas por gente inquieta y exigente, que quiere que sus números le ayuden a tomar buenas decisiones. Un poco cansados de hacer Excel y con ganas de dedicar su tiempo a vender, facturar y mejorar sus resultados.

Como comentábamos al iniciar nuestro blog,  todas las empresas, incluso las micro pueden disfrutar de una gestión económica inteligente que las ayude a crecer y perdurar.

Lo que incluye el servicio básico de Smart Accounting:

  1. –       Preparación de la contabilidad mensual
  2. –       Presentación de impuestos trimestrales (IVA, IRPF) y anuales (resúmenes, Sociedades)
  3. –       Preparación de Cuentas Anuales para las Sociedades Limitadas
  4. –       Entrega de cierre mensual contable
  5. –       Comparado con presupuesto mensual
  6. –       Entrega mensual de listado de cobros y pagos

Ampliable fácilmente con otros servicios:

  •        Contabilidad analítica por puntos de venta, proyectos o centros de coste básicos
  •        Presupuesto de Tesorería
  •        Gestión de nóminas
  •        Visita semanal, quincenal, mensual de nuestro equipo a la empresa.
  •        Contabilidad en inglés y reporting a matriz
  •        Y cualquier otro de los que realizamos habitualmente.

El servicio básico tiene un precio totalmente comparable con el de una asesoría tradicional…pregúntanos sin compromiso info@efinancialm.com

El equipo de EFM

Go to top