Finanzas y Ventas

 

Una nueva Open Working Session para CEO’s inquiet@s

 

Fecha: 14 – 07- 2017

Horario de 9:30 a 14:00

Inscripciones y más info aquí

 

 

 

 

Propuesta

¿Cómo pones precios a tus productos o servicios? ¿Cómo  buscas nuevos clientes? ¿Cómo segmentas tus posibles clientes y organizas tu proceso de comercialización? ¿Qué información utilizas para decidir si contratas a una nueva persona para tu equipo? ¿Qué criterios usas para establecer retribuciones variables? ¿Sabes qué tipología de cliente, servicio o producto es más rentable para tu empresa?

Estas son algunas de las preguntas que suelen hacernos y todas ellas utilizan información y habilidades del área económica  para tomar decisiones referidas al área de ventas.

En esta sesión reflexionaremos sobre cómo una gestión económica orientada al negocio nos va a ayudar a vender más y sobre todo mejor.  Entendemos por vender mejor, hacerlo con mayor rentabilidad y optimizando el cobro.

Nuestro objetivo  es introducir las bases para aplicar la información económica a la toma de decisiones comerciales.

Estructura de la sesión

Enfocaremos de forma muy práctica los elementos básicos para reforzar el proceso comercial con la generación y uso de una información económica enfocada a las ventas.

Programa:

  1. ¿Cómo cálculo mis precios de venta? Uso de escandallo, cálculo de costes variables y costes fijos, imputación óptima de costes de estructura para cálculo de precios de venta recomendados.
  2. Gestión de descuentos y rápeles.
  3. Rentabilidad de los clientes, productos o zonas: el margen de contribución para segmentar y decidir cómo asignar nuestros recursos de comercialización.
  4. ¿Contratamos un nuevo comercial? Cálculo del retorno de la inversión.
  5. Retribuciones variables:  alineación de objetivos y cálculo de indicadores
  6. Cobrar es cosa de ventas.

 Opiniones de asistentes a otras OWS

“Un curso revelador, la facilidad con que los ponentes combinan conocimientos teóricos esenciales con experiencias reales y sus modelos propios de trabajo, lo convierte en un curso imprescindible para quién busque la capacidad de análisis financiero veloz y efectivo para su empresa”  Alexandra Masó, Estratega de Mercado

“Que fácil es la gestión económica cuando está bien explicada, el curso es eminentemente práctico y vale la pena aplicar lo aprendido enseguida porque los frutos se obtienen rápidamente”  Montse Ybarra, Bisstructures.

Aquí podrás ver imágenes de alguna de nuestras OWS.

 

Formato

¿Qué es una Open Working Session? Te proponemos que trabajes con nosotros compartiendo el proceso de generación de información  sobre las decisiones que es importante tomar en el área de ventas de forma extraordinariamente práctica. Por eso nos reunimos un pequeño grupo en torno a una mesa de trabajo, para tener ocasión de personalizar, intervenir y seguir la reflexión de forma activa y efectiva.

Podrás  salir con una guía sobre cómo organizar la información clave para tomar decisiones comerciales basadas en datos económicos fiables que te ayudarán a acertar.

Puede ser práctico que  asistas a la sesión con tu ordenador portátil y con ejemplos reales que te susciten dudas.  

Piensa en cuestiones que te gustaría aclarar en la sesión de trabajo y  envíalas con antelación a info@efinancialm.com para ser incluidas en las explicaciones, sin perjuicio de la posibilidad de preguntar durante la sesión, por supuesto.

Profesorado

Argelia Garcia,

Número de asistentes limitado para asegurar la dedicación personalizada.

Para profundizar en las soluciones, los asistentes recibirán un ejemplar del libro “Tres preguntas para una gestión económica inteligente” de Ed. Libros de Cabecera.

Lugar de realización: Esadecreapolis. Avda Torreblanca, 57 · 08172 Sant Cugat del Vallés

Precio de la sesión: 92€

Inscripciones aquí 

 

 

El equipo de comunicación de EFM

Dirección Financiera Externa para una gestión económica inteligente

 

THE PLAN COMPANY: Métricas en Social Media

Este es uno de los mejores post sobre métricas que he leído y por eso le pedimos a María Redondo,  que lo compartiera con nosotros. Los indicadores  son especialmente importantes cuando medimos alto tan intangible como la actividad en redes sociales, pero no podemos olvidar que al final el resultado debe acabar en la cuenta de explotación, si queremos tener una gestión económica inteligente. Gracias María.

Llevo varios días leyendo acerca de la forma en que diferentes empresas o consultores utilizan las métricas a la hora de trabajar con redes sociales, y he decidido escribir un post resumen acerca de lo que he estado leyendo y la opinión desde The Plan Company. Escuchando cómo algunas personas han intentado explicar de forma equivocada el uso de las métricas en Social Media a algunos de nuestros clientes más recientes, se hace evidente que muchos de los que ofrecen servicios de Community Management y/o Social Media siguen aún confundidos acerca de las variables que importan a la hora de establecer métricas.

Una cosa es el Marketing Digital y otra el Social Media a la hora de establecer métricas para medir el rendimiento o los resultados de una estrategia, especialmente cuando se trata de las redes sociales como canal estratégico.
Si en tu empresa alguien te ha dicho que lo que hay que medir es el número de seguidores de Twitter, los “me gusta” de Facebook, la tasa de rebote, la tasa de conversión o cualquier otra KPI más cercana a la analítica que a los beneficios, puede que tenga buenas intenciones, pero está claro que no tiene ni idea de lo que realmente importa medir.
Y no decimos que estos indicadores no sean importantes, porque en realidad ayudan a ver la evolución de una estrategia desde un punto de vista cuantitativo, pero aportan muy poco a los resultados que de verdad cuentan cuando una empresa invierte dinero y tiempo en la creación de un Plan de Social Media Marketing.
Así que cada vez que alguien te proponga medir alguna cosa pregúntale antes: “¿Para qué me va a servir eso?” Si alguien te dice que ya llevan 1.000 “me gusta” en una publicación de Facebook. Pregúntale “¿Para qué me sirven?”. La respuesta correcta tendría que ir en función la cantidad de productos que se han podido vender con el enlace que estaba en esa publicación y que luego llevaba a tu canal de e-commerce.
¿Qué se puede medir entonces?

Pedro (@seniormanager) y yo, hemos comentado alguna vez que existen seis indicadores que como por norma general proponemos para medir de forma cualitativa, más allá de las conocidas y populares (y a veces inútiles) métricas cuantitativas.

1.- Volumen de ventas:
Se refiere a un parámetro que nos diga el número de suscripciones que se consiguieron a través de acciones en la Red o que nos demuestre que se vendieron “x” número de unidades o servicios con esas acciones. Es decir, una variable que indique que las personas compran o quieren comprar lo que estás vendiendo y que han llegado a esa decisión por algo que has hecho en redes sociales.
2.- Ingresos y beneficios recurrentes:
Es decir, aunque cuentan las acciones puntuales, lo que importa es que se pueda medir el crecimiento de los beneficios. Una buena forma de relacionar el uso del social media a dichos beneficios es a través del tráfico que las redes sociales aportan al sitio web en donde se desarrolla la venta. Así que lo que hay que medir es la proporción correspondiente y proporcional de dicho tráfico en función de las ventas y del beneficio..
3.- Crecimiento orgánico de clientes potenciales (leads):
Los seguidores de cualquier red social no son realmente leads. Así que lo que hay que medir es cómo crece la base de datos de forma cualitativa, con personas que cumplen con el perfil o perfiles de nuestra audiencia objetivo. Es decir, el dato que importa son las personas que a través de las redes sociales, han sido persuadidos para dejar sus datos en los formularios correspondientes y que cumplen con el perfil que buscamos para realizar acciones posteriores.
4.- Crecimiento del número de clientes (reales):
Es decir, un seguidor más en Twitter no es necesariamente otro cliente. Hay que saber segmentar y enseñar la diferencia. Así que tener más seguidores no sirve de nada si no tenemos más clientes, de los que compran nuestros productos o servicios. Las acciones en social media deben ir enfocadas a crear nuevos clientes, así que la métrica que se necesita es un indicador que mida las acciones de los clientes existentes y de cómo éstos hacen que vengan más clientes.
5.- Fidelización y satisfacción de los clientes:
No se trata sólo de saber si lo que haces en la Red está generando más clientes, sino también poder medir que no estás perdiendo clientes por esas mismas acciones. La retención de clientes a través de las redes sociales es una de las más complicadas de gestionar, debido al factor de cercanía y de comunicación directa implícita en la estrategia. Así que puede que el número de tus seguidores se incremente, pero al mismo tiempo, el de tus clientes se reduzca.
6.- Posicionamiento:
Y no nos referimos al SEO ni al SEM, sino al posicionamiento que se logra de forma orgánica, con las acciones que se llevan a cabo bajo una buena estrategia en redes sociales.
Las personas, a pesar de las recomendaciones, siguen buscando en Google, y si tu producto o servicio no aparece entre los primeros, es muy posible que no consigas ser la opción de compra principal.
Por eso es importante poder encontrar una variable que permita medir el nivel de posicionamiento que la empresa está consiguiendo como resultado del uso de las redes sociales.
¿Ves por qué importa tanto saber escoger qué variables se deben medir?
La clave en todo esto es saber analizar elementos de causa y efecto que impacten en los resultados tangibles de la empresa, y al mismo tiempo determinar cómo el social media y sus acciones fueron decisivos en esos resultados. Ahí es donde encontrarás la verdadera importancia de hacer seguimiento a cualquier métrica en redes sociales.
Medir elementos de conducta de las personas con las que nos relacionamos en redes sociales tiene su relevancia, pero como puedes ver, lo que importa es tener métricas que se enfoquen en el modelo de negocio de la empresa.
Esto no quiere decir que todas las métricas cuantitativas sean inútiles, siempre que se puedan medir en términos de calidad. De hecho existen empresas cuyo modelo de negocio necesita de métricas más centradas en la parte numérica.
Lo importante es dejar de lado los malos entendidos y no dejarse llevar por los que piensan que mucho es mejor en redes sociales, o que ver crecer un número como variable es algo significativo por el sólo hecho de que crece.
La actividad en las redes sociales es tan fácil de medir, que la mayoría lo hace pensando que es lo que importa, cuando lo cierto es que en la mayoría de los casos tiene poco en común con las funciones básicas del negocio de una empresa.
Las redes sociales pueden usarse como canales de marketing, de servicio al cliente, de distribución y como nuevas formas de recolección de datos. Internamente, también se utilizan para compartir información, establecer relaciones y conseguir ciertas metas, pero mucho de esto es intangible, como intangibles son las métricas que los miden. Estos elementos no nos ayudan mucho a la hora de determinar el impacto en los resultados de una empresa.
Cualquier Agencia de Social Media o consultora debería usar la información que se obtiene desde las acciones que se realizan en redes sociales para conseguir objetivos tangibles como pueden ser mayores beneficios, más ingresos, mejores ventas, mayor retención de clientes, y sobre todo, mayor crecimiento orgánico. De hecho, en cada Plan Estratégico de Social media deberían diseñarse métricas de forma exclusiva para cada cliente, para poder reflejar, precisamente, lo que deseamos medir desde el punto de vista del modelo de negocio. ¡Y eso, al final, es lo único que importa al cliente!

Puedes encontrar este y otros artículos en el blog de María Redondo, Socia en The Plan Company

Logo para métricas social media

 

 

Go to top